Salvador de Bahía – Brasil – Turismo

América del Sur Brasil Turismo

Conocida como la Ciudad de la Alegría, una ciudad que deslumbra con las arquitecturas coloniales de su centro histórico, hermosas playas a lo largo de la costa Atlántica y una fascinante cultura, que pone en evidencia a través de sus bailes, gastronomía y música, su fuerte influencia africana.

¿Cómo viajar a Salvador de Bahía?

Por avión: Desde diversas ciudades de Brasil y el resto de América, se pueden realizar viajes a Salvador de Bahía en avión, llegando al Aeropuerto Internacional Luis Eduardo Magalhaes, situado a 28 kilómetros del centro la ciudad.

Por bus: Existen numerosas líneas de buses, que recorren las rutas terrestres de Brasil, llegando al Terminal Rodoviário de Salvador, localizado a 7,5 kilómetros del centro. A modo de referencia un viaje a Salvador de Bahía desde Río de Janeiro tarda 20 horas, atravesando aproximadamente 1200 kilómetros.

Por crucero: Existen varias compañías de cruceros que realizan viajes a Salvador de Bahía, saliendo desde ciudades de la costa de Brasil, Argentina y el Caribe. El sitio de llegada es el Puerto de Salvador, localizado en el área de La Bahía de Todos los Santos.

¿Cuándo ir?

Siempre es un buen momento para viajar a Salvador de Bahía, una ciudad con un clima privilegiado, donde se mantienen temperaturas cálidas y numerosos días de sol a lo largo de todo el año.

Aun así, la estación preferida de los turistas corresponde al verano (diciembre a marzo), temporada con temperaturas más altas, bordeando los 30ºC y menos precipitaciones, si bien estas se manifiestan a lo largo de todo el año. Entre éstos meses, el más caluroso, corresponde a marzo con máximas de 30ºC y mínimas de 24ºC.

En invierno (abril a julio), continúan las agradables temperaturas, con máximas bordeando los 27ºC y mínimas de 22ºC, sin embargo, a diferencia del verano, hay que considerar lluvias abundantes, especialmente concentradas en abril y mayo, por lo que no es la mejor temporada para visitar las playas de Salvador de Bahía.

Durante los otros meses, (agosto a noviembre), las temperaturas suelen ser más frescas, especialmente en la noche, con máximas cercanas a los 26ºC y mínimas de 21ºC. Las precipitaciones mientras tanto, continúan ocurriendo, pero en menor proporción que en invierno.

¿Qué ver?

Salvador es una metrópoli regional de casi tres millones de habitantes, con un sinnúmero de atractivos turísticos, mezclando altos y modernos edificios, invaluables arquitecturas patrimoniales y hermosas playas. La ciudad se encuentra dividida en ciudad alta y ciudad baja, con la catedral y el centro administrativo en la primera y el centro comercial urbano en la segunda.

Su atractivo más famoso, lo constituye el centro histórico de la ciudad conocido como Pelourinho, una mágica área declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, hogar de invaluables testimonios históricos, que dan muestra del esplendoroso pasado de la ciudad, como capital de la colonia durante 250 años.

En la ciudad misma como en sus entornos, también se puede disfrutar de las numerosas playas que se extienden a lo largo de la Costa Atlántica y la Costa de la Bahía de Todos los Santos, algunas balnearios urbanos muy concurridos como la famosa Porto da Barra y otras prácticamente desconocidas como la paradisiaca Praia do Forte a solo 70 kilómetros de la ciudad.

Para los bohemios, Salvador de Bahía termina por encantar con su vibrante vida nocturna, con un amplia oferta de espectáculos y sitios para comer, bailar o disfrutar de tragos, dispersos en distintas áreas de la ciudad, tales como el Pelourinho o el barrio de Rio Vermelho.

Algunos consejos y recomendaciones

Alojamiento: Salvador cuenta con una vasta oferta de hoteles y hostales donde hospedarse con presupuestos para todo tipo de bolsillo. Por su seguridad y accesibilidad las mejores opciones de alojamiento se concentran en el Pelourinho, el área de playas de La Barra o la zona bohemia de Rio Vermelho.

Carnaval: Si se viaja en temporada de Carnaval, es imprescindible tener una reserva previa de hospedaje, pues simplemente es imposible encontrar alojamiento con los miles de turistas que visitan la ciudad durante esos días.

Moverse: Si bien el Pelourinho se puede recorrer fácilmente a pie, para conocer las otras áreas de la ciudad y sus más famosas playas, se debe descender a la ciudad baja ya sea en bus, en taxi o a través del Elevador Lacerda.

Dinero: En la ciudad es posible cambiar dinero tanto en sucursales bancarias, casas de cambio o agencias de viaje, la mayoría situadas en el Pelourinho. El horario de bancos y casas bancarias es de las 10 hasta las 16 horas, mientras que los cajeros electrónicos están a disposición las 24 horas del día.

Seguridad: Por úlitmo, como en todas las ciudades del mundo es importante tomar precauciones básicas de seguridad, como cuidar pertenencias en sitios con mucha concurrencia, evitar la ostentación de artículos de valor y las zonas no turísticas durante la noche. Al respecto el Pelourinho cuenta con mayor seguridad que áreas como Porto da Barra.

Comentarios con Facebook