Lima – Perú – Turismo, Ciudades Top

América del Sur Destacada Home Perú Turismo

Actividades culturales, vida bohemia, kilómetros de playas y una gastronomía de excepción, son parte de los atractivos que cautivan a quienes realizan viajes a Lima, capital de Perú y puerta de entrada a las maravillas naturales e históricas del país

¿Cómo viajar a Lima?

Avión: Desde diversas ciudades de Perú, las principales capitales de América y algunas de Europa y Asia, se pueden encontrar vuelos regulares que realizan viajes a Lima, arribando al Aeropuerto Internacional Jorge Chávez, localizado a 10 kilómetros de la ciudad. Desde el lugar se pueden tomar taxis al centro de la ciudad o salir a la avenida principal y coger autobuses.

Bus: Desde prácticamente todas las ciudades de Perú y algunos destinos internacionales tales como Chile, Argentina y Colombia, se pueden realizar viajes a Lima en bus, arribando al Gran Terminal Terrestre plaza Norte ubicado entre las Avenidas Túpac Amaru, Panamericana Norte y Tomás Valle.

Cruceros: Desde algunas ciudades de Latinoamérica, el Caribe y Estados Unidos, es posible viajar a Lima en crucero, anclando en el Puerto del Callao, ubicado a tan solo 14 kilómetros de la capital. Desde el lugar es posible coger autobuses hacia el centro de la ciudad.

Clima: Cuándo viajar

Lima cuenta con un curioso clima, definido como subtropical, desértico y húmedo a la vez. De esta forma, se mantienen a lo largo de todo el año, temperaturas relativamente templadas, ausencia de precipitaciones, un altísimo nivel de humedad atmosférica y una persistente cobertura nubosa.

Si bien, se pueden apreciar variaciones entre las temperaturas a lo largo del año, la mayor diferencia se evidencia en la nubosidad, presentándose una estación más soleada, entre diciembre y mayo, y una estación sumamente nubosa entre junio y noviembre.

En los meses de la estación más soleada, correspondientes al verano y otoño de Sudamérica, las temperaturas oscilan entre los 24 °C durante el día y 18 °C en la noche; siendo enero, febrero y marzo, los meses más cálidos. En este período, aún hay bastante nubosidad, pero significativamente menos que en el período siguiente. La humedad, mientras tanto, se mantiene bastante alta y las precipitaciones son prácticamente nulas.

En los meses de la estación nubosa, correspondientes al invierno y primavera de Sudamérica, las temperaturas oscilan entre los 20 °C durante el día y 16 °C en la noche. En esta estación las neblinas son constantes, también hay un ligero aumento en las precipitaciones (si bien continúan siendo escasas) y se mantiene la alta humedad.

Considerando las condiciones climáticas, se suele afirmar que la mejor época para viajar a Lima es la estación soleada, entre diciembre y mayo, con días más despejados, que permiten disfrutar de mejor modo, las playas y áreas verdes de la ciudad

¿Qué hacer?

Lima, como el centro político, financiero y comercial del país, ofrece un abanico de actividades para realizar, con una rica agenda cultural a lo largo de todo el año y decenas de museos y espacios verdes para visitar, además de numerosos sitios históricos, que ponen en vitrina, las milenarias culturas prehispánicas que habitaron en la zona y su esplendoroso período colonial.

El punto de partida para cualquier persona que visite Lima, es su centro histórico, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, un área inundada de arquitecturas coloniales, que dan muestra de la importancia que tuvo la ciudad durante el Virreinato del Perú. Algunos de los principales testimonios de época, son su conjunto de templos, conventos, plazas y antiguas casonas, éstas últimas famosas por sus singulares balconcitos limeños asomándose a la calle.

Otros tesoros históricos de la ciudad, se pueden encontrar en los diferentes enclaves arqueológicos de las culturas preincaicas que habitaron la zona, dejando invaluables vestigios como lo son, Huaca Pucllana en el barrio de Miraflores y Huaca Huallamarca en San Isidro. En los entornos de Lima, también se encuentran importantes sitios prehispánicos, los más famosos, Pachacámac y la Ciudad Sagrada de Caral, ésta última declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Además de historia, Lima ofrece modernas áreas urbanas, tales como San Isidro, centro financiero de la ciudad, o la turística zona de Miraflores. conocida por sus verdes malecones y numerosos hoteles, cafeterías, restaurantes y tiendas.

La vida bohemia de la ciudad, tampoco se queda atrás, especialmente concentrada en el encantador barrio de Barranco, congregando numerosos restaurantes, bares, discotecas y peñas criollas, en antiguas casonas hoy refaccionadas.

Otro de los grandes atractivos de la ciudad, lo configura el circuito de playas de la Costa Verde, el cual recorre toda la parte sur central del litoral limeño, permitiendo disfrutar de hermosas playas bañadas por el océano Pacífico, muchas de ellas, especialmente valoradas por aficionados al surf.

Complementan la oferta turística de Lima, museos con invaluables colecciones precolombinas como el Museo Larco, cuidados espacios verdes como el Bosque Olivar y el Parque de la Reserva, junto a una sorprendente gastronomía reconocida internacionalmente como una de las mejores del planeta.

Puedes encontrar más información de todos los imperdibles de la ciudad y sus entornos en el artículo:  Que hecer en Lima.

Algunos consejos y recomendaciones…

Cambiar dinero: Dentro de la ciudad se puede cambiar dinero tanto en bancos como en casas de cambio autorizadas. Se pueden encontrar muchas de éstas últimas a lo largo de Avenida Larco en el barrio de Miraflores.

Horario comercial: La mayoría de bancos atienden público de lunes a viernes entre las 09:00 a.m. y las 05:30 p.m. mientras que la mayoría de establecimientos comerciales están abiertos de lunes a sábado entre las 10:00 a.m. y las 08:00 p.m.

Propina: Si bien no es un servicio obligatorio se suele dejar un 10% del consumo total.

Vestimenta: A lo largo de todo el año Lima mantiene temperaturas cálidas y ausencia de precipitaciones, por lo que siempre es recomendable llevar ropa de telas frescas, al mismo tiempo, para el invierno, puede ser necesario algún jersey o chaqueta, considerando que tiende a refrescar durante las noches

Taxi: Moverse en taxi es la manera más segura y eficiente de trasladarse entre un punto y otro, sin embargo debido a la excesiva cantidad de taxis piratas, es recomendable subir exclusivamente a los taxis amarillos con el número de placa escrito o a aquellos contratados vía telefónica.

Una de las peculiaridades de este transporte, es que no hay taxímetro, por lo que el precio se fija por adelantado, siendo una costumbre el regateo. Para saber cual es el precio adecuado, es recomendable preguntar previamente en el hotel cuanto debiera costar un determinado trayecto, y decir esta suma al taxista.

Transporte Aeropuerto: Es recomendable buscar transporte oficial desde el aeropuerto al hotel, las cuales tienen tarifas fijas, siendo mucho menor el precio, en comparación a los taxis independientes.

Comida: Si bien la gastronomía peruana es mundialmente reconocida por su calidad, es recomendable no ingerir preparaciones en base a mariscos y pescados no cocidos como el cebiche, evitando riesgos de salmonella y otras intoxicaciones.

Seguridad: Al igual que todas la capitales del mundo, Lima presenta niveles de inseguridad dada la aglomeración urbana, por ello es recomendable evitar la ostentación de artículos de valor y no transitar durante las noches en áreas no turísticas.

Dentro de sus barrios, se puede destacar la seguridad de Miraflores y San Isidro, mientras que barrios como La Victoria, Rímac, Breña y Callao son preferibles de evitar.

Comentarios con Facebook